textos errantes

blog, gabinete, cajón de costura de Tamara Díaz Bringas con escritos y conversaciones de aquí y de aquí

Todas las vidas / Manglar

14_111esculturas Aparicio Arthola - Foto Alex Arias copy

Conjunto de esculturas en madera, cemento y pintura automotriz de Aparicio Arthola. A la derecha: Xenia Mejía, “Manglar (Rizophora mangle) siempre más que una estructura”, 2016. Fotografía Alex Arias

La exposición que se presenta en el MADC es la más extensa de la X Bienal Centroamericana. Entramos a ella por el manglar, una figura a la que se acercan con distintos enfoques las artistas Xenia Mejía e Irene Kopelman. “Jardines del diablo” es como llamó a los manglares el conquistador Pizarro, impresionado quizá por la maraña de raíces que a la vez funcionan como barrera y sustentan la vida de varias especies a lo largo de las costas de los trópicos. Tejido, hábitat, refugio, el manglar es, por tanto, un lugar privilegiado para comprender la interacción y dependencia mutua de varios organismos.

Un amplio conjunto de investigaciones y poéticas presentes en la bienal trabajan con figuras de la botánica o la biología: formas orgánicas, engranajes humano-animal, máquina-organismos. Con casi ocho décadas de distancia, el Dibujo para bordar de Emilia Prieto y la Historia política de las flores de Jeleton, comparten una lectura politizada y feminista de la representación de la flor y de prácticas como el bordado o la decoración. La pintora Celsa Flores recurrió al crochet a partir de 2009, acaso para mitigar las tensiones devenidas del golpe de Estado en Honduras; la serie que presenta aquí fabula relaciones de parentesco a partir de redes sensoriales y combinaciones del verbo “querer”. Spiders, de Jhafis Quintero, lanza otra afirmación vital –un rotundo “existo”– desde un cuerpo-araña que intenta sortear sus condiciones de reclusión y establecer un contacto con otro. Las plumas de zopilote, ave sagrada de los mayas, se encajan en el brazo de Naufus Ramírez-Figueroa. La mezcla de especies, la transgresión de las clasificaciones, incluso lo informe se convierten en modos de contestar las violencias de la normalización.

Otro tejido propone Anna Handick en Desapercibi2 – struggle, obra motivada por los miles de “refugiados” sin refugio que tocan las puertas de Europa o los que desde hace meses se hacinan en las fronteras centroamericanas en su ruta hacia el Norte. No hay aquí representaciones literales, sino una sutil estructura compuesta por organismos que se apoyan en equilibro inestable, del mismo modo que Noel Omar Saavedra acopla sus esculturas con imanes en Homeostasis. Como en la obra de Patricia Belli, se trata de poéticas de lo vulnerable, del equilibrio frágil, pero también de la tenacidad, el desafío, la resiliencia.

12_023Inauguracion MADC 31 de agosto - Alex Arias

Jeleton (Gelen Alcántara y Jesús Arpal), “Historia política de las flores 4”, 2016 Instalación gráfica. Fotografía Alex Arias

La metáfora de la plaga es recurrente. Jonathan Torres dispone un enjambre de organismos electrónicos diseminados por los muros de San José cuya reacción en cadena puede activarse mediante la llamada telefónica de cualquier paseante. Plaga es también el nombre de una serie de esculturas de Verónica Vides que en la pieza Eslabón de lujo trepan en las paredes: realizadas con materiales de desecho industrial, esas esculturas-bichos parecen aludir al efecto nocivo de la actividad humana sobre la naturaleza. Sandra Monterroso, por su parte, parte de un cuestionamiento al modelo extractivista de recursos naturales y al despojo del agua a territorios indígenas en su obra Expoliada.

Una amplia sección de la muestra se pregunta cómo operan las tecnologías de normalización sobre nuestros cuerpos, relaciones y conductas, y cómo imaginar otras formas de vida y de vínculo. Secretarias, de Abigaíl Reyes, Super Rubias de Andrea Aragón, Videos del Viento, de María Raquel Cochez o La imitación sí es vida de Rachelle Mozman cuestionan los dispositivos culturales que modelan qué belleza, qué talla, qué cuerpos, qué voz, qué tonos son adecuados: qué actitudes, qué modales, qué espacios ocupar, qué decir, qué callar, qué desear… Trastornar los mandatos de género, raza, clase, origen o posición supone interpelar un sistema que prioriza unas vidas dignas de ser cuidadas a la vez que convierte otras en residuales. Vidas que también nos importan, como las de tantas mujeres asesinadas o violentadas a las que homenajea Alma Leiva con San Pedro Sula tiene cuerpo de mujer, o las que conocen la violencia no dicha que marcan los relojes en mármol y aros de bordar de Priscilla Monge.

La muestra pregunta por instituciones y prácticas que distribuyen lo normal y lo desviado, la norma y la anomalía. Éste es el caso de Roberto Guerrero con su personal “arqueología de la loca” y Operación Queer con su colectiva “cartografía cochona”, en la que ponen en común experiencias de disidencia de género y sexual en Managua. Reclamar otros deseos, otraseconomías del placer es lo que dibujan Lía Vallejo o Andrea Fonseca, o el guiño al que nos invita Dildorama de Albertine Stahl. Todas las vidas es un modo de preguntarnos por los sistemas de exclusión que privilegian unas vidas, memorias y deseos mientras condenan otras a los márgenes de lo público. Todas las vidas posibles, como en las figuras en cemento crudo de Aparicio Arthola: el discapacitado, el mutilado, el hermafrodita, el bicéfalo o incluso el hombre-animal, que abren la exposición.

[Tamara Díaz Bringas, texto de sala en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, sede de la X Bienal Centroamericana, San José, Costa Rica, 31 de agosto a 30 de septiembre 2016]

21_212Inauguracion MADC 31 de agosto - Alex Arias

Alma Leiva, “San Pedro Sula tiene cuerpo de mujer”, 2016. Collage. Fotografía Alex Arias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: