textos errantes

blog, gabinete, cajón de costura de Tamara Díaz Bringas con escritos y conversaciones de aquí y de aquí

¿Dónde estás? / Estrecho dudoso

Liliana Porter, Where are you?, 2000

Tiene, en su nombre, la marca de un deseo. Fue la obsesión por el estrecho lo que hizo que regresara por cuarta vez: se dice que el último viaje de Colón a las Américas estuvo guiado por la búsqueda de la ruta de mar que lo llevaría al Oriente. En algún punto de aquella región angosta, debía encontrarse el estrecho: “dudoso”, maldijo tal vez el almirante. Sin embargo, la condición ístmica de Centroamérica seguiría moviendo intereses diversos, desde caudillos y élites locales hasta aventureros foráneos y grandes potencias. Así, la idea de un canal interoceánico –a través de Nicaragua- sería uno de los motivos de Walker en el estrecho: “dudoso”, debió pensar también el filibustero. Pero incluso en 1914, cuando el canal fue una realidad en Panamá, el altísimo costo económico y humano que significó haría sospechar que, después de todo, el estrecho seguiría siendo dudoso.1

Luce, en su geografía, la promesa de un puente. Conectando las Américas y dos océanos, la región centroamericana ha tenido históricamente un importante valor geoestratégico. De algún modo, Estrecho dudoso quiere intensificar esa condición de enlace, estableciendo relaciones entre prácticas artísticas a veces distantes, con sensibilidades o preocupaciones a menudo cercanas. Se reúnen así, artistas de varios países y generaciones, reconocidos y noveles, artistas plásticos y cineastas, arquitectos, músicos y antropólogos. Confluyen además en varias sedes y gracias a esfuerzos varios, de instituciones privadas y públicas, locales e internacionales. Pero si el ánimo de acercar recorre el evento, lo hace también una pregunta por los límites y asimetrías de la conexión. Con los crecientes flujos de personas, información, capital, cultura, pareciera que el mundo se ha vuelto más estrecho, más conectado, más cercano. Sin embargo, ese “estrecho” parece también “dudoso” en la medida en que los procesos globales han estado acompañados de un incremento de los límites físicos y simbólicos, una multiplicación de los dispositivos de seguridad y vigilancia.ii

Se dibujan así, en su cartografía, nuevos límites. En las ciudades centroamericanas, las luchas territoriales tienen diversos campos de batalla: mientras las maras o pandillas juveniles marcan su territorio con violencia y graffitis, las clases medias y altas lo delimitan con rejas, guardaespaldas o carreteras privadas. Precisamente, uno de los temas que quiere poner en discusión Estrecho dudoso es el de las múltiples fronteras, reales o simbólicas, que marcan la situación contemporánea. Más allá de los límites territoriales y geopolíticos, de las naciones y los géneros, hay prácticas artísticas que trabajan con los límites de la representación; con límites temporales, físicos, institucionales; con los límites de la memoria o de la cordura; o los que imponen el miedo o la censura. Pero antes que señalar tales Límites -como se nombra una de las muestras- se trataría de desplazar en alguna medida sus dominios.

Se desdibujan, entonces, otros bordes. Del mismo modo que los países desbordan sus geografías: ¿cabría preguntar por límites nacionales cuando Los Ángeles es la segunda ciudad con mayor número de salvadoreños, o cuando cerca de un 10% de la población nicaragüense reside en Costa Rica? Desestabilizar los bordes, suavizar sus trazados, podría ser un gesto poético y político. Es lo que hacen algunas propuestas en Estrecho dudoso. Así, una de las exposiciones inscribe líneas muy leves, Rutas intangibles: las que describen los pasos de los amantes; las que conectan dos puntos o dos lugares; las que trazan una cartografía de palabras y ficciones; la que dibuja insistente, acaso inútilmente, contra el olvido. En unos casos, se trata de dibujos en el espacio; en otros, de ocupar un espacio con un cuerpo minúsculo o un gesto mínimo. Pero ocuparlo apenas: débil, callada, lentamente.

Hay, en su vocación, algo de traficante. Ruta de comercios y de migraciones, el istmo es un lugar de tráficos. Uno de los segmentos de Estrecho dudoso tiene que ver con intercambios, trueque, piratería, con tácticas de economía informal, con flujos y migraciones. Tráficos revisa, o reinventa, maneras de negociación del espacio público, donde los límites parecen mucho más inestables: no el espacio público que suelen regular las políticas de renovación urbana, sino el del día a día, el que en San Salvador o Tegucigalpa se disputan vendedores ambulantes, choferes y peatones. Así, la provisionalidad, el riesgo, la improvisación atraviesan estos intercambios. Si algunas propuestas se basan en fotografía o video, la mayor parte tiene lugar en forma de acciones: un recorrido o una intervención, una conversación o un intercambio. De algún modo, Tráficos sería también lo que tiene lugar entre un gesto y quien lo recibe o lo actúa. Tal vez el nombre del autor no importe tanto, cuando se trata de propuestas realizadas por colectivos o por los mismos participantes: los inmigrantes nicaragüenses que emiten desde Costa Rica para el canal*CENTRAL, los participantes en el taller “Inundación”, los escolares que trazan rutas urbanas de los barrios populares de San José, la gente que negocia o comparte algo de su “Día a día” o quienes se aventuren por las cantinas y relatos josefinos.

Tiene, en sus transacciones, algo subversivo. De ahí que el título de Tráficos incluya un cierto tono de ilegalidad. Con propuestas que actúan a contracorriente de los medios de comunicación dominantes o de procesos urbanísticos que fomentan la exclusión social, esta muestra produce contra-información y formas de intercambio alternativas. Produce espacios de invención y desobediencia; lugares de malestar y de ilusión, como de humor o de tristeza. En Estrecho Dudoso, los “tráficos” no son sólo de objetos y de información, sino también de ideas, afectos, memorias, deseos.

Comprende, en su memoria, enormes olvidos. Por eso Estrecho dudoso toma la excusa de una conmemoración para pensar el presente, o imaginar el futuro. A los 150 años de la costarricense Campaña Nacional y de la expulsión de William Walker de Centroamérica, el evento propone revisar algunas problemáticas actuales de la región y sus relaciones con la principal potencia que enfrentaba entonces y ahora. Las Noticias del filibustero hablan de guerras y bases militares, de transnacionales y libre comercio, de zonas francas y transgénicos; de héroes ficticios o anónimos, de revoluciones y fracasos. Pero con ellos, llegan también rumores de negociaciones, de utopías y resistencias.

En su nombre está el eco de una pregunta. Estrecho dudoso podría llamarse también al delgado hilo, o el insalvable abismo, que mantiene separados los personajes de Liliana Porter: “¿Dónde estás?”, interrogan los conejitos dibujados en una misma hoja, pero irremediablemente divididos por un pliegue. En ese espacio donde coinciden la grieta y la sutura, el aquí y el allá, el deseo del contacto y su imposibilidad, se ubica también Estrecho dudoso. Un evento internacional que tiene lugar en Costa Rica como un gesto a la vez poético y político; como un viaje, un lugar, un intercambio, una pregunta.

Notas

1. Se calcula que en su realización el canal cobró cerca de 25 mil vidas y que, sólo en la etapa estadounidense de la construcción, murieron más de 5600 hombres, de los cuales no menos de 4500 eran trabajadores negros.

2. En Centroamérica, uno de los efectos de la posguerra ha sido el desmedido incremento del negocio de la seguridad privada, en el que se reciclan activos humanos y materiales de los conflictos bélicos precedentes.

54609_Estrecho-Dudoso_Portada_w[Tamara Díaz Bringas, “¿Dónde estás?”, en catálogo Estrecho dudoso, curaduría de Virginia Pérez-Ratton y TDB, TEOR/éTica, San José, 2006]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 6, 2006 por y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: